null ¿Qué tipos existen?

Al igual que ocurre con el resto de ondas electromagnéticas, las clasificadas como radiaciones ópticas se pueden dividir en varias subclases en función de sus características físicas de frecuencia y longitud de onda. Cada uno de estos tipos tendrá unos intervalos de energía asociados y, por lo tanto, unos efectos característicos al interactuar con la materia.

En el grupo de las radiaciones ópticas encontramos tres tipos diferentes:

  • Utravioleta: son las radiaciones más energéticas del grupo; de hecho, la parte de este grupo más próxima a los rayos X en el espectro puede considerarse radiación ionizante bajo determinadas condiciones. Comprende las longitudes de onda de 100 nm a 400 nm. A su vez se divide en los subtipos A, B y C.
  • Visible: se sitúan a continuación de las ultravioleta en el espectro y en el nivel de energía que propagan. Este grupo de radiaciones es el único que el ojo humano es capaz de percibir. La región que ocupan en el espectro es la correspondiente a las longitudes de onda entre 400 nm y 770 nm.
  • Infrarrojo: es la radiación menos energética dentro del grupo de las radiaciones ópticas. Ocupa la banda del espectro correspondiente desde los 770 nm a 1 mm. A su vez se divide en los subtipos A, B y C.

Diagrama de las radiaciones ópticas