null ¿Cuáles son los niveles de actuación en una intervención psicosocial?

¿Cuáles son los niveles de actuación en una intervención psicosocial?

 

Todos los puestos de trabajo pueden organizarse de un modo más saludable; como establece el art. 5.2 del RSP, en caso de duda deberán adoptarse las medidas preventivas más favorables, desde la prevención. Aunque hay factores de riesgo ligados a fenómenos externos a la empresa y difíciles de corregir, buena parte de las fuentes de estrés están relacionadas con la organización del trabajo, las formas de gestionar la empresa y las relaciones de trabajo que de ellas se deriven, y sobre todo eso sí se puede intervenir.

Existe una gran variedad de medidas preventivas que pueden resultar adecuadas en una intervención psicosocial, actuando no sólo sobre las condiciones organizativas. Hay tres niveles posibles de actuación:

  • Prevención en origen, la prioritaria, según nuestro marco legal en PRL. Este tipo de medidas se dirige a disminuir la magnitud del riesgo (disminuyendo su probabilidad, su concentración) o la duración de la exposición. Algunos ejemplos serían definir bien las funciones de los miembros de un equipo de urgencias, renovar la flota de camillas de un hospital, sustituir adecuadamente las bajas, o flexibilizar horarios en una oficina.
  • Estrategias para mejorar la resistencia de las personas expuestas. Son acciones que no inciden sobre el origen de los problemas, y sus efectos beneficiosos sólo se mantienen en el tiempo cuando se asocian a otras acciones que actúen sobre las fuentes de estrés en el trabajo. Algunos ejemplos serían los programas de gestión individual del estrés, o las actividades formativas dirigidas a personas que trabajan con usuarios potencialmente conflictivos.
  • Estrategia terapéutica. Medidas que intentan minimizar las tensiones que la exposición a los riesgos psicosociales ocasiona a las personas y la organización. Están dirigidas a proporcionar tratamiento médico y/o psicológico a los afectados por el estrés y otras manifestaciones de los riesgos psicosociales. Se trata de una respuesta de urgencia,  indispensable en algunas situaciones (por ej., cuando existen casos de acoso), pero que no resulta suficiente. Algunos ejemplos serían los servicios de atención psicológica telefónica para el trabajador y su familia, o las campañas de vigilancia de la hipertensión.