null ¿Cuáles son los ingredientes peligrosos de mayor preocupación en los productos cosméticos?

¿Cuáles son los ingredientes peligrosos de mayor preocupación en los productos cosméticos?

Algunos ingredientes de especial interés en los productos cosméticos por su riesgo potencial son:

  • Alergenos del perfume. Son sustancias que pueden provocar reacciones alérgicas en la piel tras el contacto con la cantidad suficiente. Actualmente existe una lista de 26 sustancias identificadas como fragancias alergénicas para las que es obligatoria su identificación en la etiqueta.
  • Tintes para el cabello: En 2001 se publicó un estudio científico sobre el uso de colorantes permanentes y el cáncer de vejiga que obligó a establecer a nivel europeo una estrategia para evaluar la seguridad de las sustancias utilizadas en dichos productos (Reglamento UE 1197/2013 de la Comisión por la que se modifica el Anexo III del Reglamento sobre productos cosméticos).

El usuario profesional que los utilice debe seguir siempre las indicaciones específicas del fabricante sobre cómo realizar la mezcla y sobre el uso de equipos de protección individual para su manipulación en las diferentes etapas de aplicación del tinte.

  • Sustancias cancerígenas, mutágenas o tóxicas para la reproducción: Aunque en su mayoría las sustancias cancerígenas, mutágenas o tóxicas para la reproducción están prohibidas en los productos cosméticos, hay excepciones, y es posible que se permita su uso bajo ciertas restricciones (concentración en la mezcla, tipo de producto en el que están permitidas…).
  • Conservantes. Los conservantes son sustancias con la capacidad de prevenir o disminuir el crecimiento microbiano en un cosmético. Son sustancias sujetas a prohibiciones o restricciones de uso específicas.
  • Nanomateriales. En los productos cosméticos, los nanomateriales están identificados en la etiqueta. Actualmente existe una información limitada sobre la toxicología y los efectos para la salud de los nanomateriales, con lo que debe aplicarse siempre, durante su utilización profesional, el principio de precaución.