null ¿Cómo se selecciona?

¿Cómo se selecciona?

 

Una vez tomada la decisión de utilizar un equipo de protección individual en un puesto de trabajo concreto, por no conseguir reducir el riesgo a niveles tolerables mediante la adopción de medidas técnicas y/o organizativas, el empresario debe proceder a definir el equipo que se propone proporcionar.


Las actuaciones que deberán llevarse a cabo en la selección del EPI se muestran en el siguiente esquema, donde a su vez se referencian los correspondientes puntos del Real Decreto 773/97:

 

Diagrama con la selección EPI adecuada

 

Los pasos a seguir para la selección del EPI no tienen por qué tener un orden fijo, riguroso y cerrado sino que se debe realizar la selección del EPI mediante una interacción y retroalimentación entre los distintos apartados hasta conseguir la protección efectiva que se necesita. Analizando con conocimiento lo que hay disponible en el mercado se consigue información que puede hacer que sea necesario replantear la caracterización de los riesgos que motivan el uso de los EPI y la correcta definición de los necesarios. Además, se debe tener presente que la protección ofrecida por los EPI es siempre limitada.

 

En todo caso, la selección del EPI debe considerarse como el primer paso de un proceso continuo que incluye el correcto uso, cuidado y mantenimiento del equipo así como la formación e información y supervisión de los trabajadores.