null ¿Cómo se manifiestan los efectos o respuesta estrés en los trabajadores?

¿Cómo se manifiestan los efectos o respuesta estrés en los trabajadores?

Existe evidencia científica sólida que demuestra como el estrés laboral tiene consecuencias tanto sobre la salud y el bienestar del individuo como sobre el desarrollo de su trabajo.

 

En concreto los principales síntomas individuales del estrés son:

  1. Manifestaciones emocionales: irritabilidad, ansiedad, problemas de sueño, depresión, hipocondría, alienación, desgaste, problemas familiares). 
  2. Manifestaciones cognitivas: dificultad para concentrarse, recordar, aprender cosas nuevas, tomar decisiones.
  3. Manifestaciones conductuales: abuso de drogas, alcohol, tabaco, conducta destructiva.
  4. Manifestaciones fisiológicas: problemas de espalda, bajas defensas, úlceras pépticas, problemas cardiológicos, hipertensión…

 

Por tanto, los efectos del estrés sobre la salud  se dan a nivel físico, psíquico como social. 

 

En este sentido cabe destacar que, cuando existe una exposición mantenida a estímulos estresores, el organismo produce una serie de reacciones fisiológicas que suponen la activación del sistema nervioso. La respuesta del organismo es diferente según se esté en una fase de estrés inicial o en una fase crónica o de estrés prolongado, en la que los síntomas se convierten en permanentes y se desencadena la enfermedad. A modo de ejemplo, entre las alteraciones que puede provocar el estrés laboral se encuentran:

  • Inmunodepresión y enfermedades autoinmunes…
  • Afecciones cardiovasculares como la hipertensión, dolor precordial, aumento de la incidencia de infarto de miocardio y otras patologías cardiovasculares, …
  • Alteraciones y patologías digestivas como ardores, indigestión, dispepsia, vómitos, diarrea, cólico, dolor, colitis ulcerosa, ...
  • Alteraciones respiratorias como la hiperventilación, tos, asma, …
  • Afecciones cutáneas como sequedad, prurito, dermatitis, erupciones,...
  • Trastornos musculoesqueléticos que van desde la tensión y dolor muscular al reuma. 
  • Trastornos neurológicos como dolor de cabeza, trastornos del sueño, ... 
  • Trastornos ginecológicos como irregularidades en la menstruación, amenorrea, dismenorrea, etc.
  • O los trastornos psíquicos como ansiedad, depresión, etc.