null ¿Cómo afectan a los trabajadores?

¿Cómo afectan a los trabajadores?

Dado que la naturaleza de los agentes físicos es variada, los efectos que van a tener en la salud de los trabajadores serán diferentes en función del tipo de agente que los origine.

Por ejemplo, la exposición repetida y duradera a niveles elevados de ruido puede producir, entre otros efectos, una pérdida de la audición o hipoacusia mientras que la exposición a vibraciones produce diversos trastornos musculoesqueléticos y neurológicos.

Las radiaciones ionizantes son capaces de producir, entre otros efectos, modificaciones de las moléculas de ADN, con las graves consecuencias que esto puede desencadenar. Así mismo, son bien conocidos los graves daños en los ojos y en la piel que pueden producir las radiaciones ópticas, como la inducción de cáncer de piel por parte de las radiaciones ultravioleta.

Entre los efectos adversos asociados a la exposición a campos electromagnéticos se pueden destacar el calentamiento de los tejidos que producen microondas y radiofrecuencias. Puede que los más graves sean los efectos indirectos de los campos magnéticos estáticos intensos, ya que pueden interferir con los dispositivos médicos tales como los marcapasos o las prótesis metálicas implantadas en algunas personas.

Con respecto a los efectos que puede ocasionar un ambiente térmico desfavorable, pueden ir desde una mera sensación de malestar, ya sea por calor o por frío, déficit en la atención o concentración que puede incrementar la tasa de errores y con ella la de accidentes, hasta la muerte por hipotermia o golpe de calor.